¿Puede mi empresa despedirme después del ERTE?

NUEVA MEDIDA LABORAL APROBADA POR EL GOBIERNO CON EL OBJETIVO DE BLINDAR A LOS TRABAJADORES

El pasado 12 de mayo de 2020 se aprobó el Real Decreto Ley 18/2020 sobre Medidas sociales en defensa del empleo, el cual entraba en vigor el siguiente día, siendo este el 13 de mayo de 2020.

ERTE por causa mayor: Continuarán en situación de fuerza mayor total las empresas que ya estuvieran en ella desde el 17 de marzo y todavía sigan afectadas por las causas que le impedían reiniciar la actividad hasta el 30 de junio de 2020.

En el caso de ser un ERTE por fuerza mayor parcial en el momento en el que las causas que motivaron dicha situación permitieran una recuperación parcial y hasta el 30 de junio. Estas empresas deberán ir reincorporando poco a poco a los trabajadores dependiendo de las medidas necesarias y siempre prefiriendo reducciones de jornada.

Dependiendo de la situación el Gobierno podrá ampliar el plazo de 30 de junio ateniéndose a las circunstancias del momento y al estado en el que se encuentre la pandemia.

ERTE por causas productivas: Podrá iniciarse un ERTE “ordinario” o por causas de la producción mientras esté en vigor un ERTE de fuerza mayor.

Cotizaciones a la Seguridad Social: Se amplían las exenciones del 100% o 75% dependiendo del tamaño de la empresa (cuando son más de 50 trabajadores o viceversa) a los meses de mayo y junio de 2020 para las empresas que sigan en situación de ERTE por fuerza mayor.

Para aquellas empresas y empresarios que vayan reiniciando la actividad, la exención será de 85% en el mes de mayo de 75% en el mes de junio respecto de los trabajadores que se incorporen a la actividad. En cuanto aquellos que no se hayan reincorporado la excepción será de 60% en mayo y del 45% en junio. (Estos valores varían dependiendo del tamaño de la empresa).

Materias de Salvaguarda del Empleo: Todas estas medidas se aplicarán siempre y cuando se tomen en cuenta que las empresas tomen el compromiso de salvaguardar el empleo durante los próximos 6 meses (lo que sería alrededor de diciembre de 2020 en aquellas empresas que salgan del ERTE a finales de junio.

Ahora bien, no se entenderá como incumplido si se diesen despidos disciplinarios declarados procedentes, muerte del trabajador, incapacidad, jubilación o extinción de la duración del contrato respetando las medidas expuestas en anteriores decretos.

Aquellas empresas que no cumplan con lo fijado en el apartado anterior deberán realizar el reintegro de la totalidad de cotizaciones no abonadas y exoneradas más los recargos e intereses pertinentes.

Se tendrá en cuenta las peculiaridades de cada sector y quedarán fuera de dicha sanción aquellas empresas que concurran en concursos de acreedores.

Finalmente y para concluir se establece que las empresas domiciliadas en paraísos fiscales no disfrutarán de estas medidas y no pueden acogerse a ERTE por causas de fuerza mayor.

Publicado por fcondadodelgado

Jurista, mediador y actualmente trabajador en el Departamento Jurídico y de RR.HH. de Clece, S.A. hago este blog para hacer un análisis y comentarios de las Sentencias más importantes y con mayor repercusión dictadas por el Tribunal Supremo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: